Fondo del mes. PENTA INVERSIÓN A

Cartera de Fondos

PENTA INVERSIÓN A

Categoría: Retorno absoluto

Código ISIN: ES0168997007

Debido a las incertidumbres actuales –de carácter geopolítico, económico, financiero, etc–, muchos inversores buscan productos que, por un lado sean lo suficientemente flexibles como para adaptarse a las cambiantes condiciones del mercado y, por otro, tengan entre sus objetivos mantener una rentabilidad positiva cada año. No siempre es fácil lograrlo. Y los últimos años han sido un duro examen para muchos de esos fondos de inversión que se engloban bajo la categoría de retorno absoluto.

En la búsqueda de productos que puedan resultar de interés, encontramos historias como las de Penta Inversión, un fondo que tiene un “track record” anterior (en su origen fue un fondo de inversión libre o FIL) y que desde hace unos años se gestiona (lo hace su antiguo gestor, aunque en otra casa) como un fondo de retorno absoluto con liquidez diaria, manteniendo su objetivo de preservación de capital, batiendo a la inflación y con una baja volatilidad.

Quede bien claro, no obstante, que no se trata de una idea comercial, sino de una alternativa de inversión que siempre recomendamos valorar, de la mano de un asesor independiente, en función del perfil de cada uno. Recordando, además, que los resultados pasados nunca aseguran los futuros. En este caso, es una idea de diversificación para carteras con capacidad de asumir ciertos riesgos de mercado, tanto de renta variable como de renta fija.

PENTA INVERSIÓN es un fondo de inversión global y con vocación de retorno absoluto cuyo objetivo es preservar el capital y conseguir rentabilidades positivas todos los años con independencia de la evolución de los mercados. Más concretamente, busca obtener una rentabilidad anual no garantizada que supere al Euribor a 3 meses en 350 puntos básicos, con una volatilidad media anual máxima del 4%. Para ello, el gestor utiliza técnicas de gestión alternativa, fundamentalmente estrategias long-short sobre acciones, con una orientación market neutral (neutral al mercado).

Se trata de un fondo flexible, que puede invertir de 0% a 100% de su exposición total (de forma directa o indirecta) en renta fija o en renta variable, aprovechando las oportunidades que presente el mercado a través de cualquier activo o mercado. En el caso de la renta fija, esta puede ser pública o privada, y no existen límites en cuanto a calificación crediticia, duración o país. Por lo que se refiere a la renta variable, las acciones deberán ser mayoritariamente de compañías pertenecientes a países de la OCDE (el fondo tiene una orientación hacia la zona euro y, especialmente, hacia España), aunque podrá invertir hasta un 10% en otros países, incluyendo emergentes. No hay restricciones por capitalización bursátil, aunque se atenderá siempre a razones de liquidez. Por otro lado, el fondo podrá asumir riesgo divisa, que como un máximo será del 50% de la exposición total.

La cartera está estructurada en torno a dos patas:

  • Una compuesta por 15 estrategias long-short en las que la cobertura se realiza a través de futuros: bien de naturaleza sectorial (del Stoxx600), los cuales se utilizan para 11 de las estrategias, o bien de carácter regional (Eurostoxx50), usados para las 4 restantes.
  • Otra (sólo “long”) formada por una cesta de valores del sector correspondiente.

A todo esto se añade una cartera de “trading”, sin coberturas específicas, que no suele representar más del 5% del total (en estos momentos pesa alrededor de un 4,5%, aunque está bastante diversificada por número de valores). Normalmente estos títulos permanecen en cartera menos de un año, aunque hay casos en los que la duración es mayor.

A cierre de febrero, el fondo tenía un 53,4% de su patrimonio en posiciones largas de renta variable, mientras un 46,3% lo estaba en posiciones cortas, dando lugar a una exposición neta en bolsa del 7,2% (bruta del 129,6%).

Respecto a las estrategias long/short, las llamadas estrategias de situaciones especiales pueden llegar a pesar alrededor de un 10% en la cartera, o más si el gestor ve oportunidades claras, aunque ahora mismo ese porcentaje está en torno al 5%. Aquí vamos a poder encontrar, sobre todo, arbitrajes sobre operaciones corporativas ya anunciadas donde haya un descuento interesante sobre el precio de la OPA. Otras estrategias del fondo son, por ejemplo, las “macro” o las de “coberturas genéricas”.

Por otro lado, el fondo incluye en cartera una serie de bonos corporativos, que representan hoy cerca del 30% de la exposición bruta. Con estos activos, lo que el gestor busca es una rentabilidad para la “liquidez sobrante” que se genera como consecuencia del apalancamiento implícito de las posiciones con derivados, sin necesidad de aumentar la beta del fondo en exceso. Hace años, esta parte se componía sobre todo de depósitos, entonces a tipos atractivos.

El fondo nos gusta, principalmente, por los siguientes factores:

Flexibilidad. El gestor tiene total flexibilidad para invertir en distintos tipos de activos; puede moverse de 0% a 100% tanto en renta variable como en renta fija; dedicando los mayores esfuerzos a la selección de valores, y con la agilidad suficiente en la rotación para poder aprovechar los cambios de dirección que se producen a nivel sectorial.

Orientación prudente. No obstante, no se trata de un fondo especulativo, sino que mantiene una filosofía de inversión prudente, orientada a la preservación de capital. De hecho, el gestor asegura que concibe este producto como una especie de «fondo de pensiones» de bajo riesgo (por su horizonte de largo plazo) y también como un «sustituto de fondo monetario» (de aquellos que ofrecían rentabilidades positivas, por encima de la inflación, cuando los tipos reales eran positivos). Su volatilidad es bastante baja: 2,64% según los últimos datos a cierre del mes de febrero de 2017.

Alineación de intereses. Aunque el fondo pertenece a la gama de Renta 4 desde el año 2014, se trata de un producto con una historia anterior. Como hemos comentado anteriormente, proviene de un FIL (fondo de inversión libre), concretamente de Omega, donde Juan Cueto, su gestor, era responsable de la selección de compañías en la parte de renta variable (anteriormente había sido director de análisis en varias firmas de inversión, como FG o Ibersecurities). Hay que destacar que Cueto tiene prácticamente todo su patrimonio invertido en este fondo, lo que evidencia un alineamiento de intereses.

Evolución rentabilidad fondo últimos 12 meses

EVOLUCIÓN DEL FONDO EN LOS ÚLTIMOS 12 MESES

Fuente: Morningstar Direct. Datos a 4 de abril de 2017.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.