Elecciones generales italianas 2018. ¿Cuándo son y cómo pueden afectar a los mercados?

Las elecciones italianas se celebrarán el domingo 4 de marzo de 2018, con una votación abierta desde las 7 de la mañana hasta las 23 horas. Los resultados se anunciarán tan pronto como sea posible después de contar los votos, muy probablemente en las primeras horas del lunes 5 de marzo de 2018.

Estas elecciones son importantes para los traders porque determinarán el gobierno de la cuarta economía más grande de Europa, y es probable que sus políticas afecten a los mercados italiano, europeo y mundial en los próximos años.

Con decenas de partidos que se postulan para escaños, lo más probable es que la votación esté muy fragmentada sin que ningún partido obtenga suficiente apoyo para obtener la mayoría de los escaños. Un parlamento colgado o un gobierno de coalición son los resultados más probables, lo que hace difícil predecir quién surgirá como primer ministro. De hecho, muchas partes aún tienen que nombrar a un candidato oficial para el puesto, entendiendo que es algo que puede ser necesario negociar al formar una coalición (el primer ministro debe ser votado por los senadores y representantes recién elegidos, conjuntamente con el presidente italiano).

Las encuestas de opinión sugieren que la votación de este año se dividirá entre tres grupos principales:

Coalición centro-derecha (37% según las encuestas)

Un grupo de partidos de derecha dominado por Forza Italia (FI) de Silvio Berlusconi y la Lega Nord euroescéptica (LN).

La coalición de centroderecha está formada por partidos que persiguen políticas moderadas de derecha. Sus dos principales partidos son Forza Italia (FI) y Lega Nord (LN). La coalición pretende introducir una tasa fija de impuestos, poner fin a los programas de austeridad de la UE y revisar los tratados europeos, crear nuevos empleos y repatriar inmigrantes ilegales, aunque está dividida sobre si Italia debe seguir siendo parte del euro y mantener su déficit presupuestario dentro de los límites de la UE. La coalición está liderada por Silvio Berlusconi (líder de Forza Italia), que actualmente está prohibido debido a una condena por fraude fiscal, que se encuentra en revisión en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. En su ausencia, los partidos han acordado que quien gane la mayoría de los votos debería nominar al primer ministro.

Posibles contendientes para el primer ministro:

  • Leonardo Gallitelli (un antiguo comandante en jefe del ejército)
  • Antonio Tajani (presidente del Parlamento Europeo)
  • Matteo Salvini (líder de la Liga Norte)

 

Coalición de centro izquierda (27% según las encuestas)

Un grupo de partidos de izquierda pro Europa encabezados por el Partido Demócrata (PD)

La coalición de centro izquierda se compone de partidos que persiguen políticas de izquierda moderadas. El principal partido de este grupo es actualmente el Partido Democrático (PD), que tiene como objetivo crear puestos de trabajo adicionales, mantener a Italia dentro de la UE, aumentar la inversión en educación y formación, y mantener un enfoque relativamente suave a la inmigración. El partido está dirigido por el ex primer ministro Matteo Renzi, quien probablemente no vuelva a asumir el poder aunque gane debido a la disminución del apoyo.

Posibles contendientes para el primer ministro:

  • Paolo Gentiloni (actual primer ministro de Italia)
  • Marco Minniti (ministro del interior)
  • Carlo Calenda (ministro de desarrollo económico)

 

Movimiento de cinco estrellas (M5S) (27% según las encuestas)

Un partido populista euroescéptico antiestablishment y moderado, que promete democracia directa y permite a sus miembros elegir políticas (y líderes) a través de un sistema en línea llamado Rousseau. Las políticas clave son reducir los impuestos y la inmigración, cambiar las regulaciones bancarias para proteger los ahorros de los ciudadanos y poner fin a las medidas de austeridad europeas para mejorar la inversión en infraestructura y educación. Luigi Di Maio, el líder de 31 años del partido, ha comentado que puede proponer dejar el euro como último recurso, si la UE no acepta reformas que le permitan a Italia implementar este programa.

Primer ministro candidato:

  • Luigi Di Maio (vicepresidente de la Cámara de Diputados) ha sido confirmado como candidato de M5S para el cargo de primer ministro

Si la votación se divide en partes iguales como se esperaba, Italia podría encontrarse con un parlamento colgado, lo que podría causar estragos en ciertos mercados al minar la confianza de los operadores en las políticas futuras y la dirección económica del país. Sin embargo, si un sólo partido o coalición ganara la mayoría inesperadamente, podríamos ver a los operadores moverse con confianza para fijar el precio en la legislación futura.

¿Cómo podrían las elecciones italianas afectar los mercados?

Las elecciones podría afectar a una amplia gama de mercados, incluyendo:

Índices y acciones

Muchas empresas en FTSE MIB están muy expuestas a la economía italiana, por lo que es probable que sientan los efectos de la incertidumbre política y la falta de estímulo gubernamental.

Si el euro cae, los bancos y firmas de servicios financieros como Banca Monte dei Paschi di Siena y UniCredit podrían tener problemas, pero los exportadores netos como las compañías farmacéuticas podrían beneficiarse.

Recuerde, el DAXCAC 40 y FTSE 100 se levantaron inmediatamente después del voto ‘no’ en el referéndum italiano de 2016, lo que sugiere que podrían ser beneficiarios de cualquier agitación política en Italia.

Fórex

Es probable que el euro sea volátil durante las elecciones, dada la amenaza de inestabilidad política y la popularidad de varios partidos euroescépticos. Podría fortalecerse si Italia parece dispuesta a elegir una mayoría centro-izquierda pro Europa, o debilitarse si una coalición euroescéptica parece preparada para tomar el poder. Observe los pares de euros como EUR/USD y EUR/GBP, y prepárese para reaccionar ante las noticias.

Materias primas

Los productos de refugio seguro como el oro y la plata probablemente actúen en contra del sentimiento del mercado sobre el euro, subiendo de valor si baja y viceversa. Sin embargo, es probable que el efecto de las elecciones en otros productos sea más limitado, excepto si un gobierno recién elegido anuncia políticas que probablemente tengan un impacto.

Por ejemplo, los materiales utilizados en los proyectos de fabricación y construcción, como el aluminio y el cobre de alta ley, podrían aumentar si las medidas de austeridad de la UE llegan a su fin y se anuncian los proyectos de infraestructura.

Bonos

Las elecciones podrían provocar cierta volatilidad en los mercados de bonos. Es probable que los rendimientos de los bonos italianos (p. Ej. BTP italianos) aumenten si continúa la incertidumbre política, y los precios podrían caer frente a otros bonos europeos importantes, como los Bunds alemanes. Es probable que los mercados reaccionen rápidamente si una mayoría euroescéptica pasa a primer plano, potencialmente moviéndose a bonos más blindados como Treasury Bond Decimalised o UK Long Gilts, mientras que una mayoría pro Europa podría resultar en una gran alza para los bonos italianos.

Cómo operar las elecciones italianas

Antes de la votación

Los mercados a menudo comenzarán a fijar los precios de los resultados previstos de las elecciones antes de los resultados confirmados, por lo que los operadores pueden considerar usar encuestas de opinión, probabilidades de los corredores de apuestas, noticias y retórica del partido para hacer predicciones sobre el resultado final y las posibles implicaciones para los mercados.

Los inversores deben saber que las encuestas de opinión están prohibidas desde 15 días antes de las elecciones en Italia, pero los sondeos de opinión ingeniosamente redactados -que supuestamente no tienen nada que ver con las elecciones- han estado disponibles en años anteriores. La campaña está prohibida desde 24 horas antes de la apertura de las urnas.

Durante la votación

Cualquier diferencia entre los resultados esperados y reales podría tener un gran efecto en los mercados, ya que los operadores pueden intentar beneficiarse de movimientos de precios previamente imprevistos o protegerse contra diferentes riesgos. Sin embargo, si el resultado está en línea con las expectativas del mercado, los movimientos del mercado pueden ser más pequeños.

Después de la votación

Si el resultado es tan fragmentado como se esperaba, es posible que Italia se quede con un parlamento colgado y un estancamiento político, con la incertidumbre que esto crea en los mercados. Alternativamente, dos o más partes podrían buscar formar una coalición. Esto podría llevar días, semanas o incluso meses para materializarse, pero tiene el potencial de proporcionar más certeza a largo plazo. Los operadores que buscan aprovechar la situación deben prestar atención a las noticias de Roma.

@sergioavila_IG