CARTERA DE FONDOS DE INVERSIÓN PARA EL MES DE JUNIO (2019)

“Mucho más dinero se ha perdido en inversionistas preparándose para correcciones del mercado, o tratando de anticiparse a las correcciones, que en las correcciones mismas.” Peter Lynch.

 Fuente: Hedgeye. Traducción: “No te preocupes, estoy detrás de ti”

 

Tras un mes de mayo negativo para la mayoría de mercados y activos financieros de riesgo, motivado sobre todo por el hecho de cumplirse la amenaza de Donald Trump de subir los aranceles a una parte de los productos importados desde China, el presente mes de Junio ha retomado el tono alcista gracias a la inestimable ayuda del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos-Jerome Powell– que días atrás llegó a indicar que “actuaría según corresponda para sostener la expansión económica”, dejando así entrever la posibilidad de que esta Institución monetaria pueda bajar los tipos de interés de referencia antes de que finalice el presente ejercicio….o quizás, y como comienza a descontarse, incluso antes de que finalice el verano.

De esta forma, y ante la ausencia de presiones inflacionistas en Estados Unidos, las palabras de Powell contrarrestaron los mensajes Mr. Tariff (Trump) e hicieron que los mercados de capitales volvieran a vestirse, una vez más, de verde gracias a la música (en forma de ciclo expansivo de liquidez) que dirige esta “batuta invisible”, que es la FED, y que siempre es del agrado de los mercados financieros.

Es cierto que hay una serie de incertidumbres económicas y geopolíticas que haríamos mal en obviar. Y son precisamente esas incertidumbres, junto con el riesgo a la decepción en cuanto a posibles acuerdos más o menos inmediatos en materia comercial a nivel mundial, lo que nos anima a seguir adoptando, al menos en el corto plazo, una posición de cautela y prudencia a la hora de invertir en activos financieros.

Sin embargo, y aunque  podríamos perdernos en inútiles debates en torno a la efectividad que puedan tener sobre la economía real las políticas monetarias ultra expansivas aplicadas, – en un entorno, no olvidemos, de “nueva normal” que se caracteriza por un bajo crecimiento económico, baja inflación, abundante liquidez y bajos tipos de interés-, somos de la opinión que todo estímulo que proceda de esas “batutas invisibles”, que son los bancos centrales, hará que “las luces de la fiesta alcista en activos de riesgo” aún se mantengan al menos por un tiempo,… aunque en el camino aún haya continuos subes y bajas rompedores de ánimos.

Se le atribuye al famoso economista e inversor Benjamín Graham la siguiente cita: “El mercado es como un péndulo que siempre oscila entre el optimismo insostenible (que hace que las acciones sean demasiado caras) y el pesimismo injustificado (que hace que las acciones sean demasiado baratas). El inversor inteligente es una persona realista, que vende a optimistas y compra a pesimistas”. 

Durante las próximas semanas asistiremos a ciertos movimientos pendulares de los principales mercados de acciones del mundo pues razones no faltan para ello. Sin embargo, y mientras continúen los principales bancos centrales del mundo actuando, creemos que hay que “estar” en determinados activos de riesgo, pero en la proporción adecuada para “encajar” sin demasiados problemas las malas noticias que pueda depararnos el frente geopolítico y el económico. En conclusión: hay que ser prudentes, “pero sin abandonar el terreno de juego”,

En consecuencia, y teniendo en cuenta los vientos que soplan sobre los diferentes mercados financieros, la estrategia genérica que propondríamos en fondos de inversión desde Luna Sevilla Asesores patrimoniales la centraríamos en:

  • Deuda corporativa europea, de corto plazo y con muy bajas comisiones, que actúen como “reserva de liquidez” dentro de nuestro patrimonio financiero. En este sentido, y frente a la idea de mantener una gran parte de nuestro dinero inmovilizado en depósitos bancarios con nula rentabilidad, este tipo de fondos de deuda son una alternativa de inversión que ofrecen más valor sin asumir nivel de riesgo elevado.
  • Deuda europea corporativa y pública estadounidense, todas ellas de medio plazo, que aprovechen el actual entorno de baja inflación nivel mundial. A pesar de las tensiones comerciales, la combinación de factores como la globalización junto con la revolución tecnológica o industrial 4.0, hace que nos encontremos en un mundo desinflacionista. En este entorno, y más si los bancos centrales siguen actuando, este tipo de activos pueden seguir aportando resultados positivos.
  • Fondos con vocación de retorno absoluto pero que estén funcionando en todo tipo de entorno financiero. Hay grandes gestoras mundiales y determinadas boutiques nacionales que, de la mano de un buen analista financiero independiente, pueden ser localizadas para que aporten valor a una cartera de fondos.
  • Determinados mixtos de bolsa de perfil patrimonialista.
  • Y, si el perfil de riesgo del inversor lo permite, fondos “puros” de acciones que se centren en empresas orientadas al dividendo, junto con fondos de bolsa que miren al “Oeste” (hacia  Estados Unidos), o determinados fondos sectoriales y temáticos.

Centrándonos ahora en cada una de las carteras modelo a las que nos referimos cada mes, ¿sugerimos efectuar algún ajuste en las mismas de cara al presente mes de junio?.

En el caso del perfil  CONSERVADOR, y tras los positivos resultados alcanzados con la estrategia seguida hasta ahora, nuestra estrategia para las próximas semanas será la de tratar de consolidar lo ya logrado.

Por todo ello, el principal cambio para este mes será el de reducir el peso de la inversión en fondos “puros” de acciones y aumentar el peso de mixtos patrimonialistas a través de fondos tipo Tikehau Income Cross Assets o la idea de inversión de este mes (Dunas Valor Equilibrio).

De esta forma, la cartera modelo para este perfil quedaría estructurada de esta forma:

  • 65% en fondos de deuda combinando productos de renta fija privada euro de corto plazo junto con otros de medio plazo que traten de aprovechar el actual entorno de baja inflación y políticas monetarias acomodaticias. Eso sí, todos ellos con unas comisiones totales muy competitivas.
  • 15% en fondos con vocación de retorno absoluto.
  • 20% en mixtos de bolsa de perfil patrimonialista como es la idea de inversión de este mes.

En cuanto a la cartera modelo de perfil AGRESIVO, y de cara al presente mes de junio, aconsejamos reducir el peso de la inversión en mercados emergentes (tanto en la parte de renta fija como de renta variable) para aumentar el peso de la inversión en deuda privada europea de medio plazo y dar entrada a un fondo de acciones mundiales como es Morgan Stanley Global Brands.

De esta manera, la cartera modelo de este perfil agresivo quedaría integrada de esta forma:

  • 35% en fondos de deuda corporativa europea de medio plazo y deuda pública norteamericana de corto/medio plazo.
  • 10% en fondos con vocación de retorno absoluto.
  • 55% en fondos “puros” de bolsa en los que se sobreponderará la renta variable estadounidense.

(*) Reiteramos que el tipo y clase de fondo de inversión que podamos proponer para Vd. (renta fija, mixtos, bolsa…) siempre dependerá de cuál sea su perfil de riesgo, del horizonte temporal de sus inversiones y, por supuesto, de la coyuntura económica y financiera que se dé en cada momento. Una cartera asesorada por nosotros seguirá siempre las líneas generales descritas anteriormente, pero siendo totalmente personalizadas y, por lo tanto, tendrán en cuenta en todo instante sus propias singularidades y, lo que es más importante, cada vez que cambie el entorno de los mercados  o sus necesidades, nos adaptaremos a dichos cambios.

@LunaJoseM

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.