CARTERA DE FONDOS DE INVERSIÓN PARA EL MES DE ENERO (2020)

“Mi maquillaje quizás se esté desconchando pero mi sonrisa todavía permanece”  (Extracto de la canción The show must go on de la banda de rock Queen).

De cara a invertir en este inicio de 2020 debemos tener muy presente que las valoraciones de muchos activos de renta fija y renta variable de entidades de calidad están ya muy ajustadas. Por ello, y a pesar de que las políticas monetarias de los principales Bancos Centrales del mundo vayan a continuar siendo acomodaticias, los inversores podrían acentuar su atención en torno a si los datos de la economía mundial y los beneficios de las empresas mejoran o no, respecto a trimestres anteriores, de cara a tomar una posición más o menos agresiva con sus carteras de inversión.

No obstante, y desde nuestro punto de vista, seguimos creyendo que este ejercicio aún será positivo para muchos activos financieros de riesgo a pesar de que sí esperamos que la volatilidad sea algo más elevada que el pasado año como consecuencia de una serie de focos de “ruido” e incertidumbre que, en algún momento, podrían jugar en contra de las bolsas o de determinados segmentos  de la renta fija:

1.- El primero de ellos es la geopolítica. Como ya hemos advertido en otras ocasiones, seguirá siendo un quebradero de cabeza para muchos inversores.

Es cierto que firmada la primera fase del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China algo de esa tensión se va a reducir, pero los aspectos más importantes y cruciales de la llamada guerra arancelaria aún pueden quedar pospuestos hasta pasadas las elecciones presidenciales en USA, lo que podría generar ciertas inquietudes entre la comunidad internacional a las que se sumarían como consecuencia de otras tensiones políticas y comerciales que puedan derivarse tanto de la firma de este primer acuerdo (puesto que otros países podrían verse afectados de forma colateral por los acuerdos de compra de productos estadounidenses a los que se ha comprometido China), como por el posible enrarecimiento de las relaciones entre USA y parte de la Unión Europea por materia comercial o de  divisas.

Sea como fuere esta preocupación creemos que se va a mantener en el tiempo ya que nos tememos que a Donald Trump le interesa “agitar el patio” de vez en cuando ya sea como forma de desplazar los focos de atención puestos en él por el proceso de impechment al que estará sometido, como de cara a lograr revalidar su segundo mandato al frente del gobierno federal de los Estados Unidos.

2.- El segundo factor de riesgo pensamos que va a proceder de los datos de la economía mundial que vayamos conociendo. Es cierto que esperamos algo más de crecimiento que en 2019 pero, en estos instantes, creemos que se deberá en gran parte a la mejora en determinados mercados emergentes frente a una posible ralentización en el mundo desarrollado.

Por un lado, el crecimiento económico en Estados Unidos puede que sea algo menor que el pasado año por la posible pérdida de impulso que supuso en 2019 las medidas fiscales adoptadas por la administración Trump. En cuanto a Europa podríamos ver algo de mejora a nivel industrial…pero su aportación al crecimiento mundial no esperamos que sea muy relevante. Europa sigue enredada en temas burocráticos y políticos y, cada día que pasa, pierde más el tren de la nueva revolución industrial que puede suponer la tecnología 5G…El caso más significativo es el de nuestro país. Y luego hay analistas que aún les sorprende por qué seguimos siendo el “patito feo” de nuestra vieja Europa…En fin.

3.- En tercer lugar insistimos que las valoraciones son muy ajustadas en muchos activos financieros. Los márgenes de seguridad se han reducido considerablemente.

4.- El cuarto factor de riesgo es la cierta complacencia y consenso que atisbamos en la mayoría de casas de análisis y gestión del mundo. Basta que todo el mundo se alinee en que todo va a ir genial para que ocurra justo lo contrario.

5.- Dudas sobre la efectividad de las políticas monetarias expansivas como motor de generación de crecimiento económico y, en cambio, sí como elemento que puede seguir distorsionando las valoraciones de muchos mercados financieros y generando ciertas burbujas en el precio de algunos activos.

Pero insistimos que, a pesar de todos estos “ruidos” y focos de incertidumbre que no deberíamos de pasar de alto, hay aún razones para pensar que el ciclo alcista actual para bolsas y determinados activos de renta fija no ha finalizado aún. Creemos que el Show o espectáculo aún puede continuar…aunque sea con algo más de volatilidad.

Desde nuestro punto de vista los factores que aún no invitan a ser moderadamente optimista son:

  1. Las valoraciones, como decíamos, son ajustadas pero no extremas.
  2. Puede que haya flujos de dinero que se dirijan hacia los mercados de acciones procedentes de inversores que están muy infraponderados en renta variable y observan cómo el comportamiento de sus inversiones en liquidez o renta fija no les ofrecen el resultado deseado.
  3. A un QE monetario puede le que siga un QE fiscal. Es cierto que la duda será saber si las políticas fiscales puedan dirigirse a que los gobiernos posibiliten reformas estructurales que permitan crecer más. O que sólo se limiten a gastar más para relajar posibles tensiones sociales en sus países.

Pero ya sea azúcar o sólo edulcorante, es una realidad que si se da políticas fiscales expansivas éstas tendrán un efecto importante sobre las bolsas y sobre los mercados de bonos.

  1. No olvidemos que los tipos de interés de mercado siguen siendo bajos….Y ya lo dijimos en su día, los tipos de interés son una piedra angular a la hora de decidir dónde sí y donde no invertir en mercaos de capitales.
  2. Y lo que apuntábamos también en la primera parte de este artículo, seguimos pensando que la economía mundial y el resultados de algunas empresas podría mejorar en este 2020…aunque sea de forma tímida

Por todo ello, ¿qué aconsejamos hacer a nivel estratégico y táctico?:

  • La inversión en activos de renta fija no debería ser muy elevada en el conjunto de las carteras asumiendo retornos más bajos que los logrados en este 2019. Hay momentos en los que el hecho de no perder es ganar y, por lo tanto, es en sí una virtud.

Aunque el peso de la inversión en fondos de deuda no aconsejamos que sea muy elevada sí vemos aún valor en las siguientes clases de fondos de renta fija:

  • Deuda privada subordinada europea emitida por empresas bancarias y de seguros consideradas estratégicas por las Instituciones políticas y monetarias europeas.
  • Fondos de renta fija global con una gestión activa y flexible de la cartera tanto por calidad de los emisores como por posicionamiento sobre la curva de tipos de interés.
  • Deuda emergente en divisa local por el diferencial esperado de crecimiento entre países emergentes y desarrollados, y porque prevemos una cierta depreciación del USD frente a algunas monedas emergentes.
  • Deuda de estados Unidos como elemento descorrelacionador en caso de darse entornos risk-off.
  • Fondos de retornos absolutos sencillos, globales y centrados, sobre todo, tanto en estrategias global macro o en long/short de tecnológicas o en operaciones de fusión y adquisición entre empresas.
  • Fondos mixtos defensivos y, en paralelo, mixtos flexibles que en determinados instantes puedan tener la posibilidad de contar con activos considerados para nosotros como refugio; oro, liquidez o el propio dólar USA.
  • Renta variable en una posición neutral, para el perfil de riesgo de cada inversor.

Dentro de la inversión en mercados de acciones, y desde el punto de vista geográfico, aconsejamos centrarnos en:

  • USA, puesto que es donde mejor se aprovecha el paso de la actividad empresarial desde el mundo físico al virtual. Es decir, es donde más y mejor se está produciendo la revolución tecnológica…aparte de por la propia fortaleza de su economía y sus empresas.
  • Europa por valoraciones menos ajustadas y por una buena rentabilidad/dividendo alternativa interesante frente a muchas inversiones en renta fija.
  • Emergentes, y en concreto Asia, pues es donde hay más margen para aplicar un mix de políticas monetarias y fiscales expansivas de cara a mejorar el crecimiento económico de estos países.
  • Temáticos centrados en tecnología, longevidad y mejora del medioambiente.

A nivel de capitalización bursátil seguiremos primando las empresas de mayor capitalización frente a las más pequeñas. Y por estilo de gestión aún preferimos el “growth” frente al “value”. Pero lo importante, más allá de este tipo de adjetivos, es la calidad de las propias empresas y sus equipos directivos.

Centrándonos ahora en cada una de las carteras modelo a las que nos referimos cada mes, ¿sugerimos efectuar algún ajuste en las mismas de cara al presente mes de enero?.

En el caso del perfil  CONSERVADOR proponemos reducir el peso de la inversión en fondos de renta fija y en algún mixto de acciones que no termina de aportar el valor deseado, con el fin de aumentar el peso de la inversión en el fondo “puro” de bolsa internacional centrado en empresas con una buena rentabilidad por dividendo y sostenible en el tiempo.

De esta forma, la cartera modelo para este perfil quedaría estructurada de esta forma:

  • 5% en fondos de deuda europea de muy corto plazo y con muy baja comisión de gestión, algo fundamental en estos instantes.
  • Un 25% en fondos de renta fija flexible.
  • 30% en fondos con vocación de retorno absoluto.
  • 20% en mixtos de bolsa de perfil patrimonialista.
  • En torno al 20% en fondos de bolsa internacional orientados a buenas compañías y que tengan una atractiva y sostenible rentabilidad por dividendo.

En cuanto a la cartera modelo de perfil AGRESIVO, y de cara a las próximas semanas, sugerimos incrementar el peso de la inversión en renta variable emergente y dar entrada al fondo Allianz Global Artificial Intelligence (idea de inversión del mes de enero) en detrimento de la inversión en mixtos de bolsa.

De esta manera, la cartera modelo de este perfil agresivo quedaría integrada de esta forma:

  • 10% en fondos de renta fija flexible.
  • 20% en fondos con vocación de retorno absoluto.
  • 5% en fondos mixtos de renta variable.
  • 65% en fondos “puros” de bolsa  centrados en los mercados y estilos de gestión que antes señalábamos en la táctica y estratégica genérica que aconsejamos seguir.

 

(*) Reiteramos que el tipo y clase de fondo de inversión que podamos proponer para Vd. (renta fija, mixtos, bolsa…) siempre dependerá de cuál sea su perfil de riesgo, del horizonte temporal de sus inversiones y, por supuesto, de la coyuntura económica y financiera que se dé en cada momento. Una cartera asesorada por nosotros en Luna Sevilla Asesores Patrimoniales seguirá siempre las líneas generales descritas anteriormente, pero siendo totalmente personalizadas y, por lo tanto, tendrán en cuenta en todo instante sus propias singularidades y, lo que es más importante, cada vez que cambie el entorno de los mercados  o sus necesidades, nos adaptaremos a dichos cambios.

Querría terminar este artículo con otra letra de una canción de otra gran y mítica banda de rock; los Rolling Stones: “ El predicador dijo; sabes que tienes al señor a tu lado. Y yo estaba tan contento que me salté 20 semáforos en rojo en su nombre”. Somos conscientes de que tenemos a los bancos centrales de nuestro lado, pero aunque el Show debe continuar, seamos algo prudentes y racionales en este año.

Un saludo y que sean muy felices en este 2020!.

@LunaJoseM

web (ver aquí)

Aviso Legal:

La presente documentación comercial ha sido elaborada por  LUNA SEVILLA ASESORES PATRIMONIALES S.L., empresa con CIF B88377536 y domicilio social situado en c/ Juan Bravo, 3 A de Madrid. Luna Sevilla Asesores Patrimoniales  actúa como Agentes de Caser Asesores Financieros AVB y se encuentra inscrita en el registro pertinente del Banco de España.

Este documento tiene carácter exclusivamente comercial, meramente informativo, y puede ser modificado por la empresa sin previo aviso. El contenido de este documento, carece de valor contractual, no supone asesoramiento financiero personalizado, y tampoco comercialización, solicitud, invitación u oferta de compra o venta de instrumentos financieros o valores mobiliarios, y tampoco otros productos de seguro, ahorro o inversión. Cualquier decisión de inversión es personal de cada inversor, y debería siempre adoptarse teniendo en cuenta la información pública y legal existente del producto en cuestión. La inversión en instrumentos financieros u otros productos financieros indicados en el presente documento pueden estar sujetos a riesgos de inversión tales como la pérdida de la inversión realizada, y otros como por ejemplo: riesgo de mercado, riesgo de crédito, emisor y contraparte, riesgos de liquidez, riesgos de divisa y, en su caso, riesgos propios de mercados emergentes. Adicionalmente si los fondos materializan sus inversiones en hedge funds, o en activos o fondos inmobiliarios, de materias primas o de private equity, se pueden ver sometidos a los riesgos de valoración y operacionales inherentes a estos activos y mercados así como a riesgos de fraude o los derivados de invertir en mercados no regulados o no supervisados o en activos no cotizados. Las rentabilidades del pasado no son indicativas de resultados en el futuro. Cualquier mención a la fiscalidad debe entenderse que depende de las circunstancias personales de cada inversor y que puede variar en el futuro. Es aconsejable pedir asesoramiento personalizado al respecto. La información contable o de mercado incluida en este documento ha sido recopilada de fuentes que Luna Sevilla Asesores Patrimoniales  considera fiables, aunque no ha confirmado ni verificado su exactitud o que sea completa. Luna Sevilla Asesores Patrimoniales no asume responsabilidad alguna por el uso de la información contenida en este documento. Cualquier cita a una autoridad competente no debe inducir a pensar que la misma aprueba o respalda los servicios y productos a los que se refiere. Este documento es privado y confidencial. Queda prohibida su reproducción, copia, distribución y difusión, parcial o total por cualquier medio, salvo autorización escrita de Luna Sevilla Asesores Patrimoniales.

Si desea ampliar cualquier información, o tiene alguna duda al respecto, le rogamos se ponga en contacto con nosotros a través del Tel. 91.762.34.42 o a través de la dirección de correo electrónico info@lunasevilla.es Todos los derechos reservados (2019)

 Protección de datos:

LUNA SEVILLA ASESORES PATRIMONIALES, S.L. es el Responsable del tratamiento de los datos personales proporcionados bajo su consentimiento y le informa que estos datos serán tratados de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 de 27 de abril de 2016 (GDPR) y la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre (LOPDGDD), con la finalidad de realizar los servicios profesionales solicitados, y conservados mientras exista un interés mutuo para mantener el fin del tratamiento y cuando ya no sea necesario para tal fin, se suprimirán con medidas de seguridad adecuadas para garantizar la pseudonimización de los datos o la destrucción total de los mismos. No se comunicarán los datos a terceros, salvo obligación legal. Asimismo, se informa que puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos y los de limitación y oposición a su tratamiento dirigiéndose a LUNA SEVILLA ASESORES PATRIMONIALES, S.L. en Juan Bravo, 3 A – 28006 Madrid (Madrid). Email: info@lunasevilla.es. Email: y el de reclamación a www.agpd.es.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.