CARTERA DE FONDOS DE INVERSIÓN PARA EL MES DE ABRIL (2020)

Acabamos de dejar atrás uno de los trimestres más tristes y duros, a nivel económico y humano, de los últimos 20 años, o incluso más.

La crisis del coronavirus no sólo ha sembrado de miedo y desesperación ante la lista continua de contagiados y fallecidos que, cada día, no cesa de aumentar, sino que además ha supuesto que, desde el punto de vista financiero, hayamos asistido a una caída generalizada de todos los mercados y activos financieros, en una intensidad y en tan poco espacio de tiempo, como hacía muchos años que no se vivía.

Durante ese periodo de tiempo nuestra táctica de inversión fue la de tratar de reducir, al máximo posible, el daño sobre las carteras de fondos de inversión. En ese sentido, y les remitimos si lo desean al artículo del pasado mes de marzo (ver aquí), sugerimos entonces reducir el nivel de riesgo global buscando un doble objetivo:

  1.  Caer menos que los índices de referencia para cada una de las carteras modelo a las que nos referimos cada mes.
  2. Y evitar tener en cartera algún fondo con algún activo ilíquido que nos hubiera supuesto un problema muy grave de cara a lograr nuestros objetivos vitales con nuestros ahorros. Y es que, aunque parezca increíble, a pesar de la enorme liquidez que habían estado inyectando durante años los principales bancos centrales del mundo, tras la crisis del 2008, la llegada del covid 19 al continente europeo y la amenaza que se cernía sobre Estados Unidos hizo que asistiéramos a shocks de liquidez como hacía muchísimo tiempo que no habíamos visto. El hecho de que en USA muchos bancos comerciales cerraran sus líneas de crédito a las empresas del país supuso que éstas tuvieran que empezar a vender todo tipo de activos financiero, incluso oro, en búsqueda del bien más preciado en ese instante: la liquidez. Por eso vimos esas caídas tan fuertes en tan poco espacio de tiempo. El miedo a las consecuencias económicas que provoca el coronavirus, junto a los excesos cometidos por años de “borrachera de liquidez”, provocaron que todo tipo de activo financiero se tiñera de un color rojo intenso.

Durante este tiempo, y con la esperanza de ver el final de esta pesadilla, trabajamos paralelamente en detectar aquellas ideas de inversión en los mercados de deuda y de renta variable que pudieran hacer recuperarnos más rápidamente en el momento en el que lo peor, desde el lado financiero, lo dejáramos atrás. Esa búsqueda ha dado sus frutos pues localizamos oportunidades de inversión en aquellos activos que reunieran tres cualidades; calidad, crecimiento y resistencia. Como también apuntamos el pasado mes, mundo post covid 19 será diferente. Y lo será no sólo porque nuestras relaciones sociales tarde aún cierto tiempo en volver a la normalidad, sino porque muchas empresas no lograrán sobrevivir al parón de actividad económica o porque sus modelos de actividad tarden mucho tiempo aún en recuperar el ritmo previo al estallido de la pandemia. Por todo ello es importante que toda idea de inversión que tengamos en cartera se apoye en negocios de calidad, resistentes al actual parón de la demanda y oferta global y que puedan ver crecer sus ingresos y beneficios ahora y una vez que logremos superar esta crisis sanitaria.

Muchos de ustedes se preguntarán cuándo, desde el punto de vista financiero, dejaremos atrás lo peor. Es decir…cuando habremos hecho suelo en los precios.

Desde mi humilde punto de vista deben darse dos condiciones necesarias para que recuperemos la senda alcista en los mercados financieros:

  • Una acción contundente y coordinada, a nivel mundial, en materia de política económica expansiva. En este sentido, las políticas monetarias que adopten los grandes bancos centrales (e incluso aquellos más pequeños) deben ser súper acomodaticias. Asimismo, en el terreno fiscal, debemos ver un apoyo total por parte de los Estados y de los organismos supranacionales a los ciudadanos y a las empresas capaz de evitar daños irreparables en la actividad económica.
  • La segunda condición es que vayamos controlando la crisis sanitaria con el fin de ir recuperando, poco a poco, la actividad económica y social a nivel mundial.

Hoy por hoy, aunque sabemos que hay luz al final del túnel viendo lo sucedido en China, no hemos logrado contener la pandemia y, además, este parón económico decretado por muchos gobiernos mundiales va a suponer una recesión de la economía mundial en una intensidad como probablemente no hayamos visto nunca en nuestras vidas. Por tanto, la mala noticia es que aún no podemos decir que hemos dejado atrás lo peor.

Sin embargo, las buenas noticias son que las medidas de estímulo económico que se están adoptando a nivel mundial son las mayores que jamás hemos visto en la historia (susceptibles, incluso, de ser aún mayores) y, además, sabemos que esa importante recesión económica lo será en intensidad pero no en duración.

Por tanto, sabemos que delante aun nos quedan semanas duras a nivel humano y económico…pero hay un rayo que invita a la esperanza y, por ello, debemos renacer cual ave fénix. En consecuencia, aquellas ideas de inversión que hemos localizado y que nos deben hacer resurgir de las cenizas las encontramos en forma de:

  1. Bonos ligados a la inflación. La enorme inyección de liquidez a la economía mundial generará expectativas de inflación, y una forma de aprovechar esa expectativa inflacionista es contar con este tipo de activos de deuda en cartera.
  2. Fondos de bolsa sectoriales de tecnología centrados en temáticas como son la digitalización de la economía, pagos electrónicos, E-learning, juegos on-line, marketing digital, inteligencia artificial,..etc. Recordemos que todo reto supone oportunidades de negocio y, en esta ocasión, el coronavirus supone nuevos hábitos de trabajo y relación social que se mantendrán en el tiempo y que apoyan esa idea de que el mundo virtual cada vez más juega un rol importante en la actividad económica.
  3. Fondos de bolsa centrados en temáticas de sanidad y biotecnología. La actual pandemia supondrá nuevos hábitos sanitarios y de consumo que harán que todos destinemos más recursos a estas temáticas.
  4. Fondos de bolsa centrados en cambio climático. Si antes ya se destinaba dinero a cuidar nuestro planeta y a tener más hábitos saludables en nuestra vida, esta crisis hará que se redoblen aún más los esfuerzos.
  5. Fondos de bolsa china. Probablemente este país sea uno de los que salga más reforzados de la actual crisis. Además, gracias a las medidas adoptadas, es quien antes está logrando recuperar su actividad económica previa a la crisis del covid-19

En consecuencia, vamos a sugerir varios ajustes tácticos en las carteras de fondos de inversión puesto que pensamos que es tiempo de sembrar (invirtiendo ya parte de la actual liquidez en las anteriores ideas) con el fin de lograr nuestros objetivos el día de la victoria.

En este sentido, y de cara a este mes de abril, en el caso del perfil CONSERVADOR proponemos traspasar parte de la liquidez acumulada meses atrás, en fondos monetarios y productos de retorno absoluto, hacia mixtos de acciones con el fin de aprovechar los precios atractivos de aquellos mercados y activos financieros que creemos que tienen mayor potencial de resultados para el medio y largo plazo.

De esta forma, la cartera modelo para este perfil quedaría estructurada de esta forma:

  • 10% en fondos de deuda europea de muy corto plazo y con muy baja comisión de gestión, algo fundamental en estos instantes.
  • Un 20% en fondos de renta fija flexible.
  • 30% en fondos con vocación de retorno absoluto.
  • 25% en mixtos de bolsa de perfil patrimonialista.
  • En torno al 15% en fondos de bolsa internacional orientados tanto a buenas compañías que tengan una atractiva y sostenible rentabilidad por dividendo (en los que no se incluyan bancos europeos), como aquellos más centrados en compañías de calidad y de estilo “growth” donde el peso de los sectores tecnológico y sanidad sea muy representativo.

En cuanto a la cartera modelo de perfil AGRESIVO, y de cara a las próximas semanas, sugerimos reducir el peso de la inversión en fondos de deuda y retorno absoluto con el fin de incrementar el peso de la inversión en renta variable hacia empresas de los sectores de tecnología, dando entrada en al fondo Fidelity Global Technology (ver aquí idea del mes de abril), aun fondo del sector salud y a renta variable china. Geográficamente, insistimos una vez más, vemos más valor si miramos hacia el oeste (USA) y hacia el este (China).

De esta manera, la cartera modelo de este perfil agresivo quedaría integrada de esta forma:

  • 5% en fondos de renta fija flexible.
  • 25% en fondos con vocación de retorno absoluto.
  • 20% en fondos mixtos de renta variable.
  • 50% en fondos “puros” de bolsa centrados en USA; temáticos centrados en tecnología, salud infraestructuras y mejora del medioambiente; China y, menor medida, Europa.

(*) Reiteramos que el tipo y clase de fondo de inversión que podamos proponer para Vd. (renta fija, mixtos, bolsa…) siempre dependerá de cuál sea su perfil de riesgo, del horizonte temporal de sus inversiones y, por supuesto, de la coyuntura económica y financiera que se dé en cada momento. Una cartera asesorada por nosotros en Luna Sevilla Asesores Patrimoniales seguirá siempre las líneas generales descritas anteriormente, pero siendo totalmente personalizadas y, por lo tanto, tendrán en cuenta en todo instante sus propias singularidades y, lo que es más importante, cada vez que cambie el entorno de los mercados o sus necesidades, nos adaptaremos a dichos cambios.

Como cada mes no querría terminar sin hacerlo con una frase. En esta ocasión, y por la excepcionalidad del momento, he traído esta; “sólo podemos apreciar el milagro del amanecer si hemos esperado en la oscuridad”.
Qué duda cabe que vivimos días de dolor, de rabia e incertidumbre. Sin embargo, también pienso que estamos cada vez más cerca de la victoria y de disfrutar de un bello amanecer. Y, por favor, no olviden que la única vacuna que conozco frente al miedo es sin duda alguna la esperanza. ¡Cuídense!.

@LunaJoseM

web (ver aquí)

Aviso Legal:

La presente documentación comercial ha sido elaborada por LUNA SEVILLA ASESORES PATRIMONIALES S.L., empresa con CIF B88377536 y domicilio social situado en c/ Juan Bravo, 3 A de Madrid. Luna Sevilla Asesores Patrimoniales actúa como Agentes de Caser Asesores Financieros AVB y se encuentra inscrita en el registro pertinente del Banco de España.

Este documento tiene carácter exclusivamente comercial, meramente informativo, y puede ser modificado por la empresa sin previo aviso. El contenido de este documento, carece de valor contractual, no supone asesoramiento financiero personalizado, y tampoco comercialización, solicitud, invitación u oferta de compra o venta de instrumentos financieros o valores mobiliarios, y tampoco otros productos de seguro, ahorro o inversión. Cualquier decisión de inversión es personal de cada inversor, y debería siempre adoptarse teniendo en cuenta la información pública y legal existente del producto en cuestión. La inversión en instrumentos financieros u otros productos financieros indicados en el presente documento pueden estar sujetos a riesgos de inversión tales como la pérdida de la inversión realizada, y otros como por ejemplo: riesgo de mercado, riesgo de crédito, emisor y contraparte, riesgos de liquidez, riesgos de divisa y, en su caso, riesgos propios de mercados emergentes. Adicionalmente si los fondos materializan sus inversiones en hedge funds, o en activos o fondos inmobiliarios, de materias primas o de private equity, se pueden ver sometidos a los riesgos de valoración y operacionales inherentes a estos activos y mercados así como a riesgos de fraude o los derivados de invertir en mercados no regulados o no supervisados o en activos no cotizados. Las rentabilidades del pasado no son indicativas de resultados en el futuro. Cualquier mención a la fiscalidad debe entenderse que depende de las circunstancias personales de cada inversor y que puede variar en el futuro. Es aconsejable pedir asesoramiento personalizado al respecto. La información contable o de mercado incluida en este documento ha sido recopilada de fuentes que Luna Sevilla Asesores Patrimoniales considera fiables, aunque no ha confirmado ni verificado su exactitud o que sea completa. Luna Sevilla Asesores Patrimoniales no asume responsabilidad alguna por el uso de la información contenida en este documento. Cualquier cita a una autoridad competente no debe inducir a pensar que la misma aprueba o respalda los servicios y productos a los que se refiere. Este documento es privado y confidencial. Queda prohibida su reproducción, copia, distribución y difusión, parcial o total por cualquier medio, salvo autorización escrita de Luna Sevilla Asesores Patrimoniales.

Si desea ampliar cualquier información, o tiene alguna duda al respecto, le rogamos se ponga en contacto con nosotros a través del Tel. 91.762.34.42 o a través de la dirección de correo electrónico info@lunasevilla.es Todos los derechos reservados (2020)

Protección de datos:

LUNA SEVILLA ASESORES PATRIMONIALES, S.L. es el Responsable del tratamiento de los datos personales proporcionados bajo su consentimiento y le informa que estos datos serán tratados de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 de 27 de abril de 2016 (GDPR) y la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre (LOPDGDD), con la finalidad de realizar los servicios profesionales solicitados, y conservados mientras exista un interés mutuo para mantener el fin del tratamiento y cuando ya no sea necesario para tal fin, se suprimirán con medidas de seguridad adecuadas para garantizar la pseudonimización de los datos o la destrucción total de los mismos. No se comunicarán los datos a terceros, salvo obligación legal. Asimismo, se informa que puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos y los de limitación y oposición a su tratamiento dirigiéndose a LUNA SEVILLA ASESORES PATRIMONIALES, S.L. en Juan Bravo, 3 A – 28006 Madrid (Madrid). Email: info@lunasevilla.es. Email: y el de reclamación a www.agpd.es.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.