Caricaturas y bancos centrales

la vieja dama

Una caricatura explica que conozcamos como La Vieja Dama al Banco de Inglaterra. La caricatura se publicó en 1797, un 22 de mayo. El autor, James Gillray, la tituló “Political Ravishment or The Old Lady of Threadneedle Street in danger” (“Agresión Política o la Vieja Dama de la Calle Threadneedle en peligro”). En ella, un joven primer ministro pretende seducir a la dama, la personificación del BoE, aunque lo que realmente pretende son sus reservas representadas en el oro en sus bolsillo y en el baúl que custodia. Para este dibujo Gillray se inspiró en la decisión de muchos británicos de acudir al Banco para cambiar por oro su papel ante el temor que generaban los enfrentamientos de Inglaterra con Francia. Los canjes redujeron de manera significativa las reservas en oro del BoE y por ello se dictaminó una orden que eximía al Banco de realizar el canje.

216 años después al Banco de Inglaterra todavía recibe el apodo de La Vieja Dama de Threadneedle, y desde este lunes esa Dama tiene un nuevo gobernador, será el número 120 desde la creación del Banco en 1694: se trata de Mark Carney.

Procedente del Banco de Canadá, Carney llega a Threadneedle con unos tipos de interés en el 0,5%, un plan de compra de activos por importe de 375.000 millones de libras y una inflación en el 2,7%. Esta semana Mark Carney celebra su primera reunión de política monetaria y más del 50% de los analistas consultados por Reuters no esperan cambios en las medidas no convencionales de la entidad.

Si viajan a Londres sepan que el BoE acoge una exposición sobre las caricaturas que a lo largo de la historia se han realizado del Banco.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.