por

13/06/13

Tags:
, , , , ,

Sigue a Gerardo Ortega en:

Facebook Twitter

A un movimiento extraordinario (más de 25 figuras) … USDJPY

JPY

 

Las caídas del Nikkei y la apreciación del JPY coinciden con la fase de reacción en la que se encuentra inmerso el conjunto del mercado. Como ya hemos advertido, es aquí donde las huestes bajistas tenían que intentarlo por el hecho de encontrarnos en zonas potenciales de giro. En Europa, nuestro IBEX 35, (techo de su canal bajista) al igual que los sectoriales bancarios europeos (con y sin dividendos) por el simple hecho de que diverjan entre sí y en Estados Unidos el índice de semiconductores de Filadefia (.SOX) tras toparse con los 474 enteros (resultante de tres proyecciones). Ver pulso de mercado número 8 de TraderSecrtes

La apreciación del Yen (frente a sus principales cruces) de estas últimas semanas y la caída del Nikkei están cobrando un protagonismo, en mi opinión, excesivo, pues no son menos importantes que las del Aussie dólar, la pérdida de niveles de medio plazo del Oro y la Plata, o el fuerte movimiento de los bonos.

Sería francamente inquietante si ese movimiento de pérdida de 9 figuras acumulado (nos centramos en el USDJPY) se hubiera producido de un día para otro tras una alza previa ordenada en el tiempo. Pero no es el caso. A un movimiento extraordinario (más de 25 figuras) le corresponde una reacción similar. Para que nos hagamos una idea, la apreciación del USDJPY de estas últimas semanas ha supuesto ajustar en el día de hoy lo mínimo exigible; 38,2 % del tramo alcista previo.

USDJPY, Gráfico semanal

Y decimos semanas porque con la actual, son ya cuatro y consecutivas (de caída) tras la vuelta semanal realizada a mediados de mayo, donde además el par, consiguió cerrar, por debajo de los mínimos de la semana precedente. Curiosamente esta fase de caídas se ha producido desde los 103 yenes por dólar, coincidente con el 38,2 % de todo el movimiento iniciada en el año 98 en los 147.65 yenes.

USDJPY, Gráfico mensual

Mi impresión es que estamos ante una cuarta onda de Elliott (correctiva previa a nuevas alzas) que debería llevar a una estabilización del par entre los 93,50 y 90 yenes por dólar y consumir tiempo. No debería ser más, pues la onda 2 fue muy profunda tal y como se puede observar en el chart adjunto. Mientras el precio no lo refute, esta la idea de mercado bajo la que al menos, quien escribe, trabaja.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.