Snapchat. Analizamos su salida a bolsa.

Snapchat, la aplicación que usan sobre todo los jóvenes y que inicialmente se hizo famosa por lo efímero de sus fotografías (“desaparecían” al poco tiempo de enviarse) va a salir a Bolsa, para lo que ha contratado a bancos de inversión como  J.P. Morgan, Goldman Sachs, Morgan Stanley o Credit Suisse. En el documento oficial (que pueden leer aquí) la compañía explica su modelo de negocio, los últimos datos operativos y otros detalles interesantes de su eventual salida a Bolsa.

Empiezo por el final: a la vista de los datos que facilita la compañía y junto con la información de competidores como Twitter o Facebook, Snapchat es una compañía con un alto riesgo operativo.

¿Por qué digo esto? Me centraré en tres puntos principales: a pesar de un fuerte crecimiento Snapchat no genera flujo de caja operativo, sus competidores están contraatacando de manera eficiente, y la valoración de la que hablan los medios de comunicación (USD25.000mn) exige unos resultados futuros espectaculares.

El problema con el flujo de caja operativo.

Snapchat se fundó en 2011 con el nombre original de Picaboo. En 2012 tenía 1mn de usuarios, que se convirtieron en 50mn en 2014 y 150mn en 2016. En ese aspecto el crecimiento de Snapchat ha sido de quitarse el sombrero (ver gráfico 1).

 

Gráfico 1. Evolución trimestral de usuarios diarios activos de Snapchat 2014 – 2016.

Fuente: Snapchat.

Ahora bien, no solo es conseguir usuarios, sino monetizarlos vía un modelo de negocio sostenible. Para eso Snapchat convence a diferentes anunciantes de que pueden llegar a su objetivo de audiencia vía la aplicación. Para ello ofrece diferentes soluciones como anuncios, o filtros esponsorizados por las marcas o productos. Esta monetización es muy reciente: en 2015 Snapchat generó USD59mn en ingresos y en 2016 la cifra fue de USD404mn.

Sí, es un fortísimo crecimiento. Pero lo curioso es que, por ahora, no parece que su modelo de negocio sea escalable. ¿Qué quiero decir con esto? Que a mayor crecimiento, mayor margen en cuanto los costes fijos se recuperan más rápido gracias a mayores ingresos. El problema para analizar en detalle el modelo de Snapchat es que el el documento S-1 solo facilita datos financieros de 2015 y 2016 (ver gráfico 2).

Gráfico 2. Ingresos, beneficio neto y flujo de caja operativo de Snapchat 2015 – 2016.

Fuente: Snapchat.

 

Como vemos en el gráfico 2, a mayores ingresos, mayores pérdidas. Sí, en proporción reporta menos pérdidas respecto a ingresos, pero me parece un pequeño consuelo. Me preocupa especialmente el hecho de que a nivel de flujo de caja la “sangría” a nivel operativo es de más de USD600mn, y la propia compañía explica que en los próximos años deberá invertir USD2.000mn solo en estructura cloud para apoyar el crecimiento en el número de usuarios, un crecimiento que se está en duda.

Facebook contraataca.

Snapchat hizo mucho ruido hace tres años con su éxito entre usuarios milenial (la mayoría de sus usuarios están en el rango de edad de 18 a 34 años) y las nuevas herramientas de comunicación visual que ofrecía. Sin embargo los competidores no se han quedado de brazos cruzados. En especial la mejor respuesta (con base en los resultados) vino de parte de Facebook. Le llevó un tiempo pero hace seis meses introdujo una nueva función en Instagram (600mn de usuarios) llamada Instagram stories. Con ella los usuarios tenían la posibilidad de subir fotos o vídeos sin necesidad de que estas publicaciones se mantuvieran en sus perfiles permanentemente, porque podrían indicar que sus durasen veinticuatro horas y luego desaparecieran.

En menos de seis meses Instagram stories ha conseguido 150mn, es decir ha igualado todo el crecimiento de Snapchat de estos últimos años en una plataforma que ya es rentable (Facebook). Esto supone un problema grave para Snapchat en cuanto le hará más difícil alcanzar la masa crítica para crecer y recuperar los costes operativos en los que está incurriendo (por ejemplo: en un año ha pasado de 600 a 1.859 empleados). Ya hay datos de que Instagram stories no solo está impidiendo crecer a Snapchat, sino robándole usuarios (en la última parte de Septiembre de 2016 el crecimiento de usuarios de Snapchat fue plano). Y los anunciantes ya han mostrado poca confianza en incrementar la inversión publicitaria (ver gráfico 3).

Gráfico 3. Percepción de los anunciantes respecto a canales publicitarios.

Fuente: Snapchat

Una valoración muy alta.

La valoración de la que habla la prensa (USD25.000mn) es un brindis al sol con los números que tenemos a día de hoy (pérdidas a nivel operativo). Solo si hay un fortísimo crecimiento en el número de usuarios (calculo que más de un 50% anual en los próximos cinco años) y los anunciantes cambian de opinión respecto a Snapchat podríamos estimar mejores resultados financieros que soportasen esta alta valoración a día de hoy. Recordemos que cuando Facebook salió a Bolsa en 2012 ya tenía una base de usuarios de 526mn y una generación de flujo de caja operativo positiva (USD1.612mn).

 

Escucha aquí la entrevista de Laura Blanco a Javier Hombría sobre la salida a bolsa de Snapchat y sus riesgos en Capital radio.

Deja un comentario