FONDO DEL MES: TEMPLETON EUROLAND FUND

  

TEMPLETON EUROLAND FUND

Código ISIN: LU0390138864 (clase A EUR)

Categoría: Renta variable europea (zona euro)

 

¿Valor o crecimiento? ¿Debe tener algún sesgo la cartera de un inversor en función del momento del ciclo en el que nos encontremos? Desde nuestra perspectiva, y de cara a este 2017 que comienza –aunque más optimistas desde el punto de vista del crecimiento económico, habrá que estar muy atentos a unos mercados que seguirán aún bastante volátiles–, lo importante será invertir en empresas con negocios estables y que no estén especialmente caros, con independencia de que el enfoque sea “value” o “growth”. Sí es cierto que, por la propia evolución de su mercado, en Europa donde hoy parece haber más oportunidades hoy es en ciertos sectores que han sido más castigados y, por tanto, se han quedado rezagados, como es el sector financiero o el de salud; y estos tienen un sesgo más “value”.

No obstante, debido al riesgo que supone apostar por determinados sectores, nosotros preferimos “jugar” la (incipiente) recuperación de Europa a través de fondos más diversificados y que, además, lleven a cabo una gestión activa, donde sean gestores expertos los que seleccionen aquellos valores que presenten mejores perspectivas.

Este es el caso del fondo que les presentamos este mes, Templeton Euroland A EUR, orientado en estos momentos sobre todo a sectores de finanzas, energía y salud, y con el foco en la zona euro. Los responsables de este fondo están viendo valor en compañías, en teoría, de menor calidad, pero que están mejorando progresivamente y que cuentan con un amplio margen de mejora de sus beneficios empresariales.

Quede bien claro, no obstante, que no se trata de una idea comercial, sino de una alternativa de inversión que siempre recomendamos valorar, de la mano de un asesor independiente, en función del perfil de cada uno. Recordando, además, que los resultados pasados nunca aseguran los futuros. En este caso, es una idea de diversificación para carteras con capacidad de asumir un riesgo elevado en los mercados bursátiles.

TEMPLETON EUROLAND FUND es un fondo de renta variable que invierte, fundamentalmente, en títulos de compañías de países miembros de la Unión Monetaria Europea, destinando al menos un 75% de su patrimonio a aquellas empresas que tengan su sede central en la Unión Europea.

Es decir, el fondo invierte en compañías ubicadas en países que hayan adoptado el euro como su moneda nacional, o que lleven a cabo una parte significativa de su actividad en estos países. No hay restricciones por capitalización bursátil (puede invertir en compañías de cualquier tamaño, aunque el fondo suele tener un mayor peso en grandes compañías). Tampoco las tiene en lo que se refiere a la distribución sectorial; esta puede cambiar en función de las oportunidades que vaya generando el mercado; aunque tiene un sesgo más “value”. Como hemos visto anteriormente, priman finanzas, energía y salud.

En menor medida, el fondo también puede invertir en otros títulos de renta variable o de deuda emitidos por sociedades de cualquier tamaño situadas en cualquier país, así como en productos derivados con fines de cobertura, de gestión eficiente de la cartera y/o como inversión.

El equipo gestor (liderado por Dylan Ball, Heather Arnold y Peter Moeschter)  se concentra en valores individuales que ofrecen una valoración atractiva en vista de sus perspectivas de crecimiento a largo plazo.

El proceso del fondo se basa en tres pilares:

  1. “Value”: Identificación de negocios capaces de generar caja y beneficios de forma consistente y que coticen con descuento sobre el valor de la compañía según un análisis propio de Templeton.
  2. Paciencia: Enfoque en el largo plazo con el objetivo de identificar el valor de las compañías con independencia del ruido de mercado en el corto plazo. Esta paciencia permite a los gestores tener tiempo para reconocer el valor de las compañías, lo cual hace que, históricamente, el fondo tenga una rotación muy baja.
  3. Bottom-up” (de abajo hacia arriba): Pura selección de compañías infravaloradas por análisis fundamental. Se trata de una cartera que busca comprar pesimismo y vender optimismo.

Actualmente (cierre del mes de octubre de 2016), fruto de esa selección individual de valores, el fondo está invertido, sobre todo, en Francia (24%), Alemania (23,5%) y Holanda (15,5%), siendo el sector financiero es más relevante (24%) –el equipo considera que, a pesar de que ya se ha producido una recuperación, todavía ofrece importantes descuentos–. Le siguen el sanitario y el energético.

 

EVOLUCIÓN DEL FONDO EN 2016

Entre los valores “top” de la cartera (hay unos 60 en total): BNP Paribas, Lanxess (empresa química alemana), Técnicas Reunidas, ING, Société Générale, Total, Heidelbergcement (cementera alemana), Bayer, Galp Energía o Zodiac Aerospace (empresa francesa de seguridad aérea).

El fondo nos gusta, principalmente, por los siguientes factores:

  • Diversificación de una cartera de renta variable europea. Por su gestión activa y de convicción, y por su orientación hacia compañías con un sesgo más “value”, este fondo permite diversificar una cartera de renta variable europea. El equipo gestor considera que tras mucho tiempo en el que el “value” ha tenido un peor comportamiento relativo frente al “growth” o el “quality”, es momento de volver la mirada este tipo de compañías. Lo hace, además, con una orientación de largo plazo, tratando de anular los ruidos de mercado y centrándose en aquellas ideas de calidad que pueden ofrecer valor a futuro.
  • Zona euro. El fondo está centrado en compañías de la zona euro; evitando Reino Unido evitamos la posible volatilidad que puedan generar las negociación sobre el Brexit en 2017, así como los movimientos de la libra esterlina)

EVOLUCIÓN DEL FONDO EN LOS ÚLTIMOS 3 AÑOS

 

EVOLUCIÓN DEL FONDO EN LOS ÚLTIMOS 10 AÑOS

Fuente: Morningstar Direct. Datos a 15 de diciembre de 2016

Deja un comentario