Cartera de fondos: un salvoconducto, por José María Luna.

Desde que la expresión normalización monetaria se escucha más en el mundo financiero, la inseguridad de los inversores, en torno al futuro más o menos inmediato, va creciendo y hace que Mr. Market se vuelva un poco más esquizofrénico de lo que ya, a veces, suele comportarse.

A nadie se le escapa que en las próximas semanas debemos salvar importantes desafíos y retos tanto en el terreno político como en el de las posibles decisiones que adopten los principales bancos centrales del mundo. Y es en este entorno en el que el principal desafío, para cualquier analista financiero o inversor, es lograr cruzar vivo el río Aqueronte en la barca de Caronte e, igualmente vivo, regresar del Hades en el que, por culpa de los cada vez más frecuentes flash crash en determinados activos financieros, ha llegado a convertirse para muchos inversores.

Como ya señala la propia mitología griega, analistas e inversores deberemos tener muy a mano un óbolo, a modo de seguro-salvoconducto, para cubrir tan complicado viaje y no salir mal parados. En definitiva, y en román paladino, es muy importante contar con una adecuada hoja de ruta sobre la que apoyar nuestra estrategia de inversión que, en base a nuestro propio perfil de riesgo, nos permita localizar los activos y mercados financieros con mejor trinomio de rentabilidad, riesgo y liquidez.

Y es en esa búsqueda de la estrategia de inversión más adecuada, para la coyuntura económica y financiera del momento que nos tocará disfrutar, donde se me viene a la memoria la secuencia de la película “Biba la Banda” (y sí, Biba con b… ¡No se trata de un error!) en la que el director de la banda de música (personaje interpretado por el gran Antonio Ferrandis) recupera sus gafas y se acerca a sus músicos para darles la enhorabuena por lo bien que suenan… Aún estando él enfermo. En ese instante, se da cuenta de que lo que realmente está oyendo es a un tocadiscos y no a su banda pues la mayoría de sus integrantes no están presentes. Utilizo esta analogía, con todo respeto y con su permiso, puesto que la gran preocupación de la mayoría de los inversores mundiales es que cuando nos pongamos las gafas de la normalización monetaria nos encontremos en medio de la filmación de “Biba la Banda” y, con ello, ante una realidad que haga válido aquello que señalara Warren Buffet de que “sólo cuando baja la marea se sabe quien nadaba desnudo”.

Por todo ello, y no obviando la realidad que nos rodea, debemos seguir actuando bajo los siguientes pilares que aconsejamos sustenten cualquier cartera de fondos de inversión:

a) Actuar con mucho sentido común. Y, por tanto, extremar la prudencia a la hora de invertir, sobre todo, en activos de renta fija europea y norteamericana de medio y largo plazo.

Cada día que pasa, más nos preocupa lo caro que están muchos segmentos de deuda a nivel mundial y, como venimos señalando en los últimos meses, los temblores en este tipo de activos van a más y no a menos.

b) Flexibilidad. Seguir apoyándonos en gestores de talento que, a través de su gestión activa en mercados de bonos o de bolsa, consigan localizar oportunidades de inversión tratando de minimizar la volatilidad de sus carteras.

Los fondos de gestión flexible de deuda y mixtos de bolsa serán la parte core (o núcleo) de una cartera de fondos. La parte más estratégica.

c) Renta Variable sí pero apostando por ideas de compañías y no tanto de mercados.

d) Elevar la diversificación de la cartera. Al contar, cada vez más, con fondos de autor en cartera, nuestra sugerencia es que cuente con un número de fondos superior al que le propondríamos en una situación de mayor normalidad, financieramente hablando.

Cuando invertimos de la mano de fondos de gestión activa, a parte del riesgo asumido por los mercados en los que invierte, también está la forma en que el gestor o equipo de gestión ve la coyuntura en cada momento y las posiciones que va adoptando. Por todo ello, y para minimizar este riesgo autor, es por lo que le proponemos que su cartera cuente con un número de fondos algo más alto del que correspondería a un entorno financiero menos “adulterado”.

En definitiva, y ya centrándonos en su cartera de perfil CONSERVADOR, nuestra sugerencia de cara al mes de noviembre sería llevar a cabo dos ajustes:

  • Traspasar la totalidad de la inversión en el fondo mixto de bolsa MFS Meridian Prudent Wealth al mixto de bolsa DEUTSCHE CONCEPT KALDEMORGEN LC EUR cuya cartera y estilo de gestión se adecúan más al entorno financiero del momento.
  • Traspasar el 50% de la inversión actual en el fondo Nordea-1 Stable Return BP hacia el fondo, también mixto de bolsa flexible, SYCOMORE PARTNERS P.

perfil-conservador

En el caso de la cartera de perfil AGRESIVO, proponemos aumentar el actual peso de la inversión en bolsa española dando entrada al fondo AZVALOR IBERIA FI. Para ello, le sugerimos bajar el peso de la inversión en el fondo Deutsche Invest Top Dividend.

 perfil-agresivo

Aviso Legal:

El presente informe ha sido elaborado por el departamento de análisis de PROFIM, Asesores Patrimoniales, E.A.F.I., S.L., en adelante “Profim”. Los datos utilizados para analizar y seleccionar los instrumentos financieros a los que se refiere, y cualesquiera otros que en el informe figuran, han sido obtenidos de la información pública ofrecida por la Comisión Nacional del Mercado de Valores  (CNMV), y en su caso, de las propias entidades gestoras de los Fondos de Inversión y de los comercializadores y emisores de los instrumentos financieros mencionados, quienes en definitiva son los únicos responsables de la información sobre los mismos. Toda la información que contiene este documento se refiere al periodo que figura en el propio documento, y ha sido obtenida de fuentes consideradas como fiables y, aunque se han realizado los mejores esfuerzos y tareas adecuadas por Profim para garantizar que la información que incluye, y en la que se basa dicho informe, no sea incorrecta, inexacta, incierta e inequívoca en el momento de su emisión, Profim no garantiza que sea exacta y completa, razón por la cual, no debe confiarse en ella como si lo fuera, pudiendo ser modificada sin previo aviso, de tal forma, que Profim declina cualquier responsabilidad por los errores que pudiera contener dicha información, así como aquellos otros que pudieran cometer, las entidades gestoras de los fondos de inversión, y demás entidades responsables como por ejemplo los emisores de los instrumentos financieros. Este informe, no supone solicitud, invitación u oferta de compra, venta, suscripción o negociación de los fondos de inversión objeto de análisis, y tampoco de otros instrumentos financieros o valores mobiliarios. Cualquier decisión de compra o venta por parte del destinatario de este documento sobre fondos de inversión, y en su caso instrumentos financieros o valores mobiliarios de cualquier clase emitidos por la/s Compañía/s objeto de análisis o citadas en este informe, es personal de cada inversor, y debería siempre adoptarse teniendo en cuenta la información pública existente sobre tales fondos de inversión, instrumentos financieros o valores y, en su caso, atendiendo al contenido del folleto correspondiente a dichos instrumentos financieros que debe estar registrado y disponible en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (también disponible en Sociedad Rectora del Mercado correspondiente, y directamente a través de las entidades comercializadoras y las  emisoras de los citados instrumentos financieros, esta última, responsable de la información que figura en el folleto: artículo 28 de la Ley del Mercado de Valores).

Todas las recomendaciones y análisis que contiene este informe, han sido realizadas de acuerdo a su perfil inversor resultado del test de idoneidad suscrito con nuestra entidad. En base a dicha información, nuestras recomendaciones sobre productos de inversión son adecuadas a sus objetivos de inversión, su situación financiera, experiencia y conocimientos manifestados. No obstante lo anterior, se recomienda al cliente que revise periódicamente su perfil inversor (evaluación de idoneidad) y nos comunique cualquier variación del mismo. Asimismo se recuerda al destinatario del presente documento, que Profim no garantiza un resultado concreto, y que los aciertos en recomendaciones pasadas no implican aciertos en recomendaciones futuras, y que las rentabilidades históricas o pasadas de las inversiones no garantizan rentabilidades o resultados futuros. Se informa expresamente en este documento de los riesgos que entraña las inversiones en los instrumentos financieros analizados y seleccionados, riesgos que por otro lado, el inversor debe conocer y tener en consideración antes de tomar una decisión de inversión, tales como la pérdida económica total o parcial de la inversión realizada. Profim no asume responsabilidad alguna por los errores que la información suministrada por terceros pudiera contener, y en particular, no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida patrimonial o perjuicio (directo o indirecto) del cliente que haya hecho un uso indebido de la información ofrecida en este informe. Cualquier información relativa a rentabilidades o resultados, simplemente son un dato a tener en cuenta pero nunca el más importante, y en cualquier caso, se refieren a los periodos comprendidos entre los doce meses anteriores y cinco años, según los casos, advirtiendo expresamente que cualquier cifra relativa a resultados o rentabilidades pasadas o rendimientos históricos no son un indicador fidedigno de rentabilidades o resultados futuros. El periodo al que se refiere este informe figura en el propio documento, debiendo tener en cuenta, que las recomendaciones actuales podrían no ser adecuadas en el futuro razón por la cual, debe tomar en consideración este informe en el momento y fecha actual de su emisión, a no ser, que explícitamente se indique lo contrario. En caso de figurar información relativa a divisas, se advierte expresamente al inversor que deberá considerar los posibles incrementos o disminuciones del rendimiento en función de las fluctuaciones monetarias. Cualquier recomendación o previsión que se realizara, bajo ningún concepto, será un indicador fidedigno de obtención de resultados o rentabilidades futuras. Las perspectivas de futuro que pudiera contener este informe, son opiniones y como tales, susceptibles de cambio. Cualquier cita a una autoridad competente en este informe y aviso legal no debe inducir a pensar que la misma aprueba o respalda los servicios y productos a los que se refiere.

Si desea ampliar cualquier información, o tiene alguna duda al respecto, le rogamos se ponga en contacto con nosotros a través del Tel. 91.521.11.25 o a través de la dirección de correo electrónico profim@profim.es.

Este documento es privado y confidencial. Queda prohibida su reproducción, copia, distribución y difusión, parcial o total por cualquier medio, salvo autorización escrita de Profim.

(FOTO: FLICKR.COM storebukkebruse)

 

Deja un comentario