por

05/02/17

Tags:
, ,

Análisis y estrategia para el petróleo

Hace un año los mercados bailaban al son que marcaba la oscilación del precio del petróleo. O mejor dicho, al son que marcaba la percepción de que la profunda bajada del precio pudiera provocar una escalada de impagos en la deuda emitida por las petroleras. Sin olvidar, por supuesto, el deterioro que pudiera provocar la deflación en la fase de recuperación mundial. Y, así mismo, el riesgo vinculado a una caída generalizada en las materias primas y su estrecha asociación con el devenir de economías emergentes.

El caso es que el precio de petróleo preocupaba, y mucho. Un año después, casi pasamos de puntillas al enumerarlo como uno de los factores generadores de incertidumbre en este nuevo ejercicio.

La estabilidad parece dominar el escenario, al menos a corto plazo. Incluso podemos definir la coyuntura como alcista si nos atenemos a la estructura de mínimos y máximos relativos que imperan actualmente.

Si mantiene posiciones alcistas o incluso si está pensando en hacerlo, estimado lector, hay una referencia que debiera tener identificada como señal de alerta; por supuesto bajo nuestro prisma que ni es dogma ni contiene la verdad absoluta pero si estamos en lo cierto, bien podría indicarnos el camino más probable a seguir por el petróleo.

Observen el siguiente gráfico:

crudo

Es el futuro sobre West Texas y señalamos la cota de 52 dólares como pieza clave en el rompecabezas actual. Cotizar por encima supone mantener intacta la estructura de máximos y mínimos relativos crecientes. Cotizas por debajo supone generar serias dudas sobre la vigencia alcista y, lo que es más llamativo técnicamente, confirmar una posible pauta de cuña ascendente con implicaciones de giro bajista.

De ahí que consideremos ese nivel el elemento determinante de la estrategia sobre este precio.

Mantener posiciones alcistas únicamente mientras el precio cotice por encima; ya sean dichas posiciones abiertas hace dos semanas u hoy mismo. En sentido contrario, igualmente sería posible establecer el inicio de una estrategia bajista (apertura de cortos) tras cierre inferior a 52 dólares ( y stop loss por encima del último máximo relativo marcado antes de la confirmación de giro bajista).

Deja un comentario